La mejor defensa no es un buen ataque


La mejor defensa, como de costumbre, consiste en no atacar la posición de otro, sino más bien en proteger la verdad.

(UCDM, T.3, I, 2)

COMENTARIO:

Como en la guerra, nos pasamos la vida defendiendo nuestras posiciones. Nuestras nuevas banderas son nuestros puntos de vistas, nuestras creencias, nuestras opiniones, todo en un banal intento de proteger nuestra apreciada identidad.


Pero nuestra verdadera identidad no necesita de ese tipo de defensas que solo provienen de la zona pensante. De nada nos sirve proteger nuestros juicios. Estos no nos salvarán de nosotros mismos. Con ellos solo atacamos nuestra propia mente. Solo la Verdad nos hará sentirnos seguros y hasta que esto no nos quede bien claro, seguiremos en la guerra y en el conflicto permanentes, conformándonos con la “pseudo-seguridad” que nos ofrecen nuestros viejos pensamientos.


elsonidodelser@gmail.com
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram