La ilusión de carencia

Actualizado: hace 4 días


La única carencia que realmente necesitas corregir es tu sensación estar separado de Dios.

(UCDM, T.1-VI; 2)

La idea de carencia implica que crees que estarías mejor en un estado que de alguna manera fuera diferente de aquel en el que ahora te encuentras.

Las necesidades surgen cuando tú te privas a ti mismo.

A medida que te vas integrando te vuelves uno, y tus necesidades, por ende, se vuelven una. Cuando las necesidades se unifican suscitan una acción unificada porque ello elimina todo conflicto.

(UCDM, T.1-VI; 1,2)

COMENTARIO:

La sensación de carencia está casi siempre presente en la experiencia del ser humano. Es la herida de la separación de Dios y la más profunda y primordial. Debido a eso, nos pasamos la vida en pos de diferentes y múltiples metas, sueños y objetivos a alcanzar. Buscamos relaciones, trabajos, dinero, seguridades que creemos que cuando se consigan, alcanzaremos un estado de más plenitud.

Muchos de los que nos encontramos inmersos en enseñanzas espirituales como UCDM, hemos llegado a un desengaño con el mundo y nos hemos dado cuenta de que este nunca termina de saciar nuestras ansias de una vida mejor. Por ello nos embarcamos en la búsqueda espiritual. Comenzamos a abrirnos a la posibilidad de que en nosotros se encuentran la Paz y Felicidad anheladas y a medida que profundizamos en esa posibilidad, lo que en un comienzo era una simple intuición se va convirtiendo en una certeza. Es entonces cuando se asienta en nosotros esa otra manera de mirar el mundo y cuando nos damos cuenta realmente de que la única manera de escapar de esa profunda carencia es desaparecer y disolvernos en la Fuente. En ese momento ya no hay marcha atrás y nuestro ego ha sufrido un golpe mortal. Así empieza su deshacimiento, que será más rápido en el aparente tiempo, en cuanto el anhelo de regresar a nuestro verdadero hogar sea más intenso y nuestro único propósito.

Todas las necesidades y deseos que proyectábamos en el mundo se van disolviendo en este proceso de deshacimiento, hasta que llega un punto en que con gran convencimiento sabes que lo único que deseas profundamente es la Paz de Dios. Esa se convierte entonces en tu única necesidad.

elsonidodelser@gmail.com
Tel. 644 88 50 20
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram